Guía para iniciarse en el intercambio de parejas

JORDI CLOTAS DESNUDA EN ‘CÓDIGO SWINGER’ LOS PROS Y LOS CONTRAS DE UNA PRÁCTICA EN AUGE EN LA QUE HAY QUE ADENTRARSE CON LAS IDEAS MUY CLARAS

 

EL PERIODICO.COM. CATALUNYA. LUNES 28  AGOSTO 2017  @immamunoz_On

Te has vestido para matar, y vaya si lo estás logrando. El ambiente acompaña. La música también. Reinas en la pista. Las miradas te acarician, y te acelera especialmente la de tu pareja, que disfruta viendo cómo te observan los demás. Cómo te desean. Menudo subidón sentirte así, más cuando se te acerca un bellezón que derrocha sensualidad y se pega a tu piel para acompañarte en el baile, su mano en tu culo, su boca en la tuya. Y tu pareja y la suya, en la barra, asintiendo felices, anticipando el festival a cuatro que se avecina.

Si nada se tuerce. Si el cerebro reptiliano (el cien por cien animal, el que funciona por puro instinto) mantiene el sistema límbico (el que genera las emociones, también los celos) bajo control. Si la excitación del momento no os impide respetar las normas innegociables que habéis pactado para esa experiencia que va a cambiar, tal vez de forma irremediable, vuestra vida sexual y la idea que tenéis de vosotros mismos como pareja: nada de gozar por separado, nada de olvidar el placer del otro, nada de llevarle a terrenos que no quiere pisar.

La escena tiene lugar en un club de intercambio de parejas, un ecosistema físico y emocional que disecciona Jordi Clotas en ‘Código Swinger’, mucho más que una guía para quienes quieran adentrarse en el mundo del placer a más de dos: una celebración del sexo y el amor, y la necesidad de cuidarlos, que deberían leer incluso los que jamás se hayan planteado cruzar las puertas de lo prohibido.

RESPONSABILIDAD Y CONEXIÓN CON LA PAREJA

Habrá quien crea que lo del sexo múltiple es un «venga, a lo loco». Nada más lejos de la realidad: lo que Clotas evidencia, tras años como relaciones públicas y orientador en dos clubs ‘swinger’ de Barcelona y muchas conversaciones con parejas que hace tiempo que llevan su sexualidad por esos caminos que se salen de la norma, es que, para que la experiencia sea un éxito, hay que vivirla con enorme responsabilidad, con uno mismo y con la pareja. Saber qué se quiere hacer y, sobre todo, qué no, y estar conectado con ella y con el respeto a sus deseos de un modo que, con frecuencia, el sexo a dos, donde parece que está todo claro, olvida.

Texto Alternativo

Como se evidencia a lo largo de las 200 páginas en las que Clotas sigue los pasos de Candi e Irene, el matrimonio que ilustra todas las fases, gozos y conflictos de la experiencia ‘swinger’, para que el intercambio de parejas pase de fantasía a gozosa realidad no basta con dejar en la taquilla del club, junto con la ropa, el recato y los celos.

Nuestra educación sentimental y sexual se basa en conceptos como intimidadterritorialidad exclusividad, y hay que tener claro que no todo el mundo, por desinhibido que sea, está preparado para ver a su pareja destrozar a gemidos esos principios. Lo dice el autor: «No hay un guion universal para esta experiencia», y «lo que para muchos es un paraíso, para otros se acaba convirtiendo en un infierno».

En cualquier caso, tener la máxima información es importante para que la aventura esté más cerca del éxito que de la catástrofe. Aquí tenéis algunos aspectos, extraídos del libro de Clotas, que deberíais tener en cuenta si os decidís a probarlo.


CONSEJOS PARA EMPEZAR

1.Pactad las normas de los encuentros con terceros. ¿Siempre juntos o podemos gozar por libre? (o sea, ¿’swingers’ o liberales?). ¿Con o sin penetración? ¿Prohibido repetir invitados (para evitar establecer relaciones afectivas? Es conveniente que fijéis una señal para abortar la operación si alguno de los dos no se siente cómodo con la vivencia.

2. Elegid bien el club. La oferta es grande. Internet os permitirá recorrer virtualmente las instalaciones de los locales y ver si tienen zona de aguas, ‘glory hole’ o mazmorras para ‘bondage’, por citar fantasías recurrentes. Informaos (hay muchos foros sobre el tema) de si son clubs duros o ‘lights’, y optad por estos últimos para la primera incursión. Llegar a un club y encontraros con un ‘bukkake’ os puede intimidar un poco.

3. Hablad de cómo os habéis sentido. Si habéis sido capaces de aplicar las normas pactadas, si creéis que hay que modificar alguna (una cosa es pensar en frío, con el cerebro racional en perfectas condiciones, y otra en plena acción, con el cerebro reptiliano señoreando y el sistema límbico desbocado).

4. No descuidéis la pareja. Conservad un territorio de exclusividad para vosotros dos: el sexo a cuatro es solo un complemento a vuestras relaciones sexuales. Y ojo con engancharse a él.


LOCALES DE AMBIENTE LIBERAL EN BARCELONA

Texto Alternativo

Un local de intercambio de parejas de Barcelona. ELISENDA PONS

En ‘Código Swinger’ encontraréis una lista con 57 locales de intercambio de toda España. Estos son los 7 de Barcelona que elige el autor:

6 y 9

Charlie Privée

Libert

Oops! Barcelona

Tótem Barcelona

Training Pedralbes

Uhomo


PROPUESTAS SWINGER

Además de los clubs, se puede practicar el intercambio de parejas en viajes, cenas, alojamientos, redes sociales… Estas son algunas de las propuestas que destaca Clotas:

Cap d’Agde: Todo un resort, en la costa mediterránea de Francia, destinado al sexo liberal. Hay hoteles, cámpings, apartamentos, restaurantes, discotecas… y un club mítico en el ambiente ‘swinger’: Le Glamour.

Escapadas liberales:Desire Luxury Lifestyle vacationsson empresas especializadas en la organización de vacaciones para el público swinger.

Redes sociales: Okswingers, Onswingers, SDC, Spicy Match, Wyylde.com (la antigua Unión Liberal, página pionera en España)…


FIESTAS TEMÁTICAS

Texto Alternativo

Jordi Clotas recomienda las fiestas como una buena forma de debutar en el universo ‘swinger’: permiten pasar más inadvertido que en un club, donde el número de parejas será menor, las veteranas y habituales ganarán por goleada y os convertiréis en el objeto de deseo de todas. Mejor sentirse menos observado y poder observar con libertad para decidir cómo y con quién entrar en materia.

En ‘Código Swinger’ enumera 20 fiestas para todos los gustos (BDSM, bisexuales, ‘bukkakes’, étnicas, de la espuma, de lencería, ‘gang bang’…), las comenta y, lo más importante, las puntúa. Estas, que se organizan en casi todos los locales del país, son las que obtienen un sobresaliente:

Eyes Wide Shut: Inspiración Kubrick evidente. “Una de las formas más ‘premium’ de entrar en el universo ‘swinger”, dice Clotas, que la valora con un 10. Lo de poder ocultar la identidad es un plus para soltarse. Además, el entorno y la ambientación suelen estar muy cuidados.

Carnaval: Otro 10 para novatos, por los mismos motivos que la anterior: ser otro ayuda a desinhibirse.

Sant Joan / Fin de Año: Clotas les pone un 9. El fuego, el cava y la lencería roja predisponen al jolgorio.

Blanca: Otro 9. Al estilo de las ibicencas, suele coincidir con el final del verano y es ideal para los que empiezan, porque el ambiente es relajado y el ‘dress code’, poco exigente. Basta ir de blanco. Al menos, al llegar.

Espuma: Es mítica de la Le Glamour, y la copian montones de clubs en toda España. Los biquinis, triquinis, tangas o la desnudez, directamente, lucen más entre las burbujas.

Lencería: Seguir el ‘dress code’ es fundamental en los clubs y fiestas de intercambio, que suelen exigir siempre un toque sexi en el vestir, especialmente a las mujeres (sí: Clotas reconoce que el mundo ‘swinger’ es bastante machista, aunque también dice que una regla general en el mundillo es que “los hombres proponen y las mujeres disponen”), así que en estas fiestas todo el mundo echa el resto. Y, bien mirado, si superas el pudor de pasearte por un club en ropa interior picante, debe de ser más fácil quitártela…


PELÍCULAS “PARA VER JUNTOS”… Y EMPEZAR A PLANTEÁRSELO

¿Qué tiene de bueno hacer un sesión de cine fórum de temática ‘swinger’? Que os permitirá poneros en situación en un entorno controlado. Clotas recomienda nueve títulos que plantean seriamente el intercambio de parejas y comenta qué os puede aportar verlos.

Afinidades (Cuba, 2010), de Vladimir Cruz y Jorge Perugorría.

American Swing (EEUU, 2008), de Jon Hart y Matthew Kaufman.

Bob, Carol, Ted y Alice (EEUU, 1969), de Paul Mazursky.

Dos más dos (Argentina, 2012), de Diego Kaplan.

Four Lovers (Francia, 2010), de Antony Cordier.

Frente al mar (España, 1979), de Gonzalo García Pelayo.

Pintar o hacer el amor (Francia, 2005), de Arnaud y Jean-Marie Larrieu.

La tormenta de hielo (EEUU, 1997), de Ang Lee.

Shortbus (EEUU, 2006), de John Cameron Mitchell.

A partir de aquí, de vosotros dependerá cambiar el sofá de casa por el de un club.

CEDEC

DIRECTOR  ESTEBAN BUCAT OVIEDO         

CEDEC100@HOTMAIL.COM

CEDEC.CL

======================================================================================

Este sitio es mantenido y confeccionado por A2A Webmedialab. Proveedor de Hosting y servicios de soporte web online http://webmedialab.cl